Razones para contratar una escort en Madrid

escorts madrid

Aquí te vamos a dar una serie de razones para que contrates una hermosa puta en Madrid, pudiendo disfrutar de unas horas de puro placer con ella.

¿Por qué contratar una escort en Madrid?

Si eres del tipo de hombre que tiene un alto apetito sexual, una prostituta podría ser la mejor alternativa para obtener placer inmediato y es que el problema de quedar con las mujeres es que no todas se van a acostar contigo en la primera cita, incluso algunas hasta se sienten incómodas teniendo que besarte.

Peor aún, algunas de estas no participan en actividades sexuales contigo, incluso en la segunda, tercera, cuarta y posteriores citas y es que algunas mujeres se sienten más cómodas cuando llegan a conocer a alguien bien antes de tener cierta intimidad. Es muy obvio que quedar y conocerse puede significar gastar más dinero a través de una serie de citas antes del acto sexual en comparación con el gasto de dinero gastado con una prostituta.

Las citas consumen mucho tiempo

Por lo general, las conversaciones giran en torno a la vida del otro, hablando de cosas, gastando dinero en gasolina y es que eso ocupa una cantidad considerable de tiempo en comparación con el cálculo preciso del tiempo pasado con una prostituta. Lamentablemente, la vida es muy corta y más si eres un hombre heterosexual, que puedes haber tenido una esposa que murió o eres una persona entrada en años, donde tu esperma puede empezar a ser más débil.

Tener que esperar varios meses para tener sexo puede ser algo que no muchos hombres quieran hacer y es que el tiempo es algo muy valioso.

Quizás estés al tanto del dicho que dice: “el tiempo es oro” y cuando se trata de sexo es así y para explicarlo mejor: la cantidad de tiempo que se pasa sin sexo puede ser algo muy doloroso y que crea barreras y posteriormente heridas en lo físico y emocional. En una situación así, la prostituta es la mejor ruta.

La cantidad de tiempo que pagas por estar con una escort en Madrid es una inversión de tanto significado como el tiempo que dedicas al trabajo… se trata de tu salud física y emocional

Soportar a la misma persona a tu lado en muchos casos es un dolor de cabeza

En una relación amorosa convencional uno tiene que lidiar todos los días con temas como la personalidad, gustos y disgustos, la aburrida rutina, etc., pero con una escort te evitas pensar en estos inconvenientes porque se trata de sólo placer y sexo.

Y si no te gusta entregarte en un 100% a las emociones y sentimientos, algo que las mujeres necesitan en una relación, lo mejor es la prostituta que no se pondrá a hablar de sus asuntos personales y hablar de crecimiento emocional y espiritual.

En una relación convencional tienes la responsabilidad de cuidar de la otra persona en caso de que tenga un resfriado, una gripe o comprar regalos. Con una prostituta evitas todas estas responsabilidades tan pesadas y que consumen mucho tiempo.

Deja tu comentario