Cómo hacer batido de fresa paso a paso

Batido de fresa

Hacer un batido de fresa es una excelente manera de disfrutar de esta fruta roja y refrescante. Las fresas son ricas en antioxidantes, vitamina C y fibra dietética, por lo que un batido de fresa no solo es delicioso sino también saludable. A continuación, te guiaremos en el proceso de elaboración de un delicioso batido de fresa y también te daremos algunas ideas sobre cómo personalizarlo a tu gusto.

Ingredientes para hacer batido de fresa

Batido de fresa

Antes de comenzar, asegúrate de tener a mano todos los materiales y utensilios necesarios. Recuerda que la cantidad de ingredientes es para 1 persona, por lo que con 1 vaso grande o jarra será suficiente, si quieres más deberás ir añadiendo más cantidad de cada uno de los ingredientes, según tus necesidades. Para hacer un batido de fresa sencillo, necesitarás:

Ingredientes:

  • Fresas frescas: aproximadamente una taza o más, dependiendo de la intensidad del sabor de fresa que desees. Necesitarás unos 500 gramos aproximadamente.
  • Leche: también puedes utilizar leche de vaca, leche vegetal (como leche de almendras, leche de soja, leche de avena) o yogur para darle una consistencia más espesa. Necesitarás 1 taza de leche aproximadamente.
  • Edulcorante (opcional): si las fresas no son lo suficientemente dulces, puedes agregar azúcar o miel. Con 1-2 cucharadas tendrás suficiente.
  • Hielo: el hielo es opcional, pero puede darle a tu batido una textura fresca y espesa. 1 taza con hielo será suficiente.

Utensilios necesarios:

Una licuadora o batidora es imprescindible para mezclar todos los ingredientes de manera uniforme. Para servirlo, también necesitarás un vaso o una jarra grande.

Prepara el licuado de fresa

Para poder hacer el batido es necesario preparar bien los ingredientes. Empezaremos con las fresas. Antes de nada lavaremos bien todos los ingredientes, sobre todo las fresas y después cortaremos las hojas verdes y las trocearemos para que sean más fáciles de batir y de añadir a la jarra. Recuerda reservarte una o dos para decorar una vez acabemos el batido. Una vez estén en la batidora o licuadora, les añadiremos el azúcar o miel y la leche. Ponemos a funcionar la máquina hasta que veamos que queda la textura que queremos.

Recuerda que si te ha quedado muy espeso puedes añadirle algo de leche y si te ha quedado muy líquido puedes añadirle más fresas y/o azúcar.

Personaliza el batido como quieras

Lo bueno de los batidos es que les puedes añadir una variedad enorme de ingredientes y seguirá estando delicioso. Para el batido de fresa recomendamos algo dulce, como el chocolate o el chocolate blanco. Este último le da un toque especial, ya que si lo deshaces sobre el batido apenas se notará que se le ha añadido un ingrediente, pero su sabor será más delicioso. Un ingrediente muy bueno es la galleta, ya sea entera, a trozos o rallada. La nata también es un ingrediente increíble para el batido de fresa.

Batido de fresa con nata

Aunque para el batido de fresa recomendamos añadir fruta. El plátano, mango o kiwi son ingredientes perfectos para este tipo de batido, aunque hay otros que también te pueden sorprender. Añadir una rodaja de melón o de sandía (sin las pepitas) le dará un toque todavía más dulce. Si te apetece hacer algo un poco más extravagante con fruta puedes añadirle Maracuyá, también llamada fruta de la pasión, limón, para darle un toque más cítrico o aguaymanto, una fruta tradicional peruana que le ofrecerá un toque exótico debido a su sabor agridulce. Es probable que con alguno de estos ingredientes el batido quede muy espeso, por lo que deberás añadirle más leche o hielo.

En el caso de que no tengas muchos de estos ingredientes a mano, puedes ponerle un poco de canela, dulce de leche, leche condensada o, incluso, una pizca de café.

Cómo servir un batido de fresa

Una vez hayas hecho el batido y hayas añadido los ingredientes extra, será la hora de servir el batido. Como te hemos explicado antes, debes añadirlo en un vaso grande o jarra o deberás servirlo en un par de vasos normales. Pese a los ingredientes extra añadidos, siempre puedes volver a añadirle algo más una vez esté servido, a modo de decoración. Por ejemplo, una hoja de menta, un toque de chocolate en polvo, canela o, como hemos explicado antes, una fresa. En algunas heladerías también le añaden un tubo de galleta, parecido a los barquillos de navidad, que puedes usar a modo de sorbete.

El batido de fresa es uno de los más comunes y deliciosos que hay. ¿Lo mejor? Es súper sencillo de hacer y ¡está buenísimo! Además, hay muchísimos ingredientes que puedes añadir para darle un toque espectacular.