¿Qué vinos debo comprar según la ocasión?

Qué vinos debo comprar según la ocasión

Escoger el vino idóneo para una cena, podría llegar a suponer una tarea compleja al no contar con los conocimientos precisos.

Recomendaciones para aprender a escoger el vino para cada ocasión

Y es que elegir un vino inadecuado para una reunión de trabajo o una cena romántica, sin duda podría terminar generando una mala impresión e incluso convertirse en un obstáculo para poder disfrutar de una velada perfecta.

Cada ocasión es diferente, por lo que se necesita poder disfrutar de un vino distinto.

Por eso, a lo largo de este post deseamos proporcionarte varios consejos que podrían ayudarte a saber qué vinos debes comprar según cada ocasión.

A pesar de que el hecho de que cierto vino pueda gustar a una persona o no, es algo que suele depender de distintos aspectos.

vino para ocasion especial

Lo cierto es que al momento de comprar un buen vino, es preciso tomar en cuenta algunos datos con el fin de asegurarse a la hora de seleccionar la mejor opción y comprar un vino que pueda gustar a la mayor parte de los invitados o a todos ellos. Aunque uno de ellos es que el vino se conserve correctamente, por ejemplo con una de estas vinotecas de 6 botellas, para que puedas tener el vino siempre en las mejores condiciones.

En este sentido, lo más conveniente es que tengas presente las siguientes recomendaciones:

Vinos tintos y blancos para las fiestas

Por lo general, los vinos blancos se caracterizan por ser más secos y ligeros en comparación con los tintos. Normalmente se usan al inicio de las fiestas y/o para acompañar el primer plato durante alguna cena, a modo de aperitivo.

Ahora bien, los vinos tintos resultan la opción más acertada para aquellas comidas que sean más abundantes y por lo general, suelen servirse al último momento tanto de una fiesta como de una cena.

Mientras que en el caso de festejos románticos, celebraciones elegantes e incluso para eventos de fin de año, la opción más idónea suele ser apostar por un buen Cava español o  Champagne.

Maridajes de vinos para una cena

Los vinos blancos son ideales para acompañar ensaladas, pescado y crustáceos. Por lo general, debido a sus sabores y aromas frutales y suaves, lo mejor suele ser elegir un Sauvignon Blanc o un Chardonnay.

Si la cena incluye pavo, lo más aconsejable suele ser apostar por un vino tinto ligero, el cual posea poca acidez y tenga un sabor ligeramente afrutado.

En este caso, una buena opción sería elegir, por ejemplo, un Pinot Noir, un Zinfandel afrutado e incluso un Chianti Classico.

Ahora bien, en el caso del plato principal, especialmente si el mismo se compone de ganso o pato, lo más idóneo es comprar un buen vino tinto, que tenga cuerpo y sea pesado, por ejemplo, el Pinot Noir o el Syrah.

Finalmente, las cenas compuestas por carnes asadas de cerdo, vaca, venado y/o cordero,  por lo general se acompañan con un buen un Syrah o un Merlot, debido a que los sabores tan característicos que poseen estas carnes, suelen combinar perfectamente tanto los aromas como con la fuerza propio de un buen vino tinto.

Para cenas importantes

Si tienes alguna cena importante, independientemente si es un aniversario, la celebración de un compromiso o el cierre de algún negocio, y tienes que escoger un buen vino, lo más idóneo suele ser apostar por un vino añejo.

En este sentido hay que destacar que los vinos madurados se caracterizan por contar con una gran calidad, por ejemplo, el Vino Santa Cruz, el cual luego de la vinificación suele pasar 24 meses madurando dentro de barricas de roble francés.

Esa es la razón por la cual en él es posible percibir notas balsámicas, al igual que aromas de frutas confitadas y frutas negras maduras (ciruela, mora y cereza), e incluso algunas notas florales.

Para reuniones de carácter más informal

En caso de desear disfrutar de una tarde en compañía de amigos o colegas del trabajo, la opción más acertada es escoger un vino un poco más ligero, motivo por el cual los rosados se presentan como la alternativa ideal, ya que además de ser perfecto para acompañar una inmensa variedad de platos, destacan por ser suaves y afrutados.

De igual manera, cabe mencionar que se caracterizan por contar con un estilo un poco más veraniego, de forma que resultan idóneos para esas reuniones que tienen lugar en alguna terraza, sobre todo cuando el clima suele ser cálido.

Asimismo, un buen vino rosado puede ser el mejor acompañante al momento de disfrutar de un exquisito postre.

Presta atención al clima

Del mismo modo, al momento de escoger el mejor vino para cada ocasión, resulta igualmente necesario que prestes atención a la época del año ya que, por ejemplo, optar por un Cabernet Sauvignon no suele ser la opción más apropiada para una noche calurosa en verano.

Y es que en este tipo de ocasiones lo más idóneo es escoger un Sauvignon Blanc, por ejemplo, el Chamán Reserva, ya que se trata de un vino que cuenta con un cuerpo medio-alto que destaca por ser bastante refrescante.

Además, en él es posible percibir algunas notas de frutas tropicales entre las que se encuentran la piña, maracuyá y varios cítricos. En el caso del invierno, lo más recomendable será decidirte por un vino tinto.